Reflexiones

‘Life goes on, gets so heavy
the wheel breaks the butterfly
Every tear a waterfall
In the night, the stormy night
she’d close her eyes
In the night, the stormy night
away she’d fly’.
Paradise – Coldplay
Sólo unos pocos sabrán lo que significa esta canción para mí. No necesito que sea una obra maestra, que pase a la historia, que la letra sea poesía en estado puro. Es mía y punto. Acabo de caer en que ha pasado un año y que no me reconozco. ¡Qué suerte poder estar en constante cambio! Lo que antes tardaba siglos en distinguir, ahora lo tengo muy claro. Las metas que antes veía como si fueran castillos en el aire, ahora se hacen más reales. Me alegro de poder decir que estoy justo en el punto en el que quería estar. Aún me faltan pequeños retos que tengo que vencer, como el dichoso TFG. Pero estoy segura que con la misma fuerza de voluntad que he ido teniendo a lo largo de estos años, las ganas de trabajar y la ilusión, podré conseguirlo.
A pesar de haber pasado un momento un tanto decepcionante, me alegro de que todo haya acabado así. Porque es cierto: estoy justo donde debería estar. Nada me ata aquí, nada salvo mi familia a la que siempre podré volver a ver. Cuando finalice mi TFG, pondré nombre a los planes para volar. Mis planes de empezar una nueva vida en un nuevo país, con nuevas aventuras. Tengo tantas ganas como miedo, pero es lo bonito de lo desconocido. Al fin y al cabo, las personas se cruzan en tu vida por algún motivo, todas tienen una enseñanza que darte por ínfima que sea, o por mucho que al principio te cueste distinguirla.
Al final solo me queda agradecer a la sonrisa inocente el haberme hecho ver lo mucho que he crecido en este tiempo. Y es que es cierto: me he reconciliado tanto conmigo misma, que solo quiero lo mejor para mí. ¿Egoísta o inteligente?
Dejemos que el tiempo decida…
Cuando dije que te deseaba lo mejor, era cierto. Un corazón dolido puede almacenar dolor o intentar avanzar y convertir esos sentimientos malos en enseñanzas que extraer. La primera opción retrasa el olvido, crea frustración e impide el avance y la enseñanza. Al final sólo te quedas con el recuerdo de la herida y lo que escuece. La segunda opción te permite crecer como persona, analizarte y saber qué puedes mejorar. En este tipo de cosas ambos suelen cagarla. Analiza tus propios errores, tenlos en cuenta para la próxima. Nada es en vano. Recuerdo que al principio de la ruptura pensé: ‘me podría haber ahorrado todo este sufrimiento’ ‘este mes se podría eliminar del calendario’ ‘menuda ilusa’.
No, no y no. TODAS tus experiencias te hacer ser lo que eres hoy en día. Todas sin excepción. Y en el campo del amor en concreto, que es todo un laberinto, cada persona tiene mucho que aportarte, y más si es para saber lo que no quieres. Cada experiencia te hacer ser más exigente, con lo cual, si algún día sucede y te quedas al lado de alguien, será porque esa persona realmente merece la pena, porque ha luchado y has luchado para que ambos sigáis el mismo rumbo. Y no hay nada más bonito que sentirse valorado y entregar todo ese amor que tienes guardado para esa persona que realmente se lo ha ganado. Pero sin estas experiencias ¿cómo ibas a saber tú eso? ¿acaso se nace sabiendo?
Como siempre, me siento muy orgullosa de ti, Natalia. Sigues creciendo a pasos de gigantes. Me alegra que estés mejor. Tú y yo sabemos que es cuestión de tiempo (y no mucho además) que vuelvas a estar totalmente recuperada. Me alegro también que hayas sabido asimilar el dolor, asumir que lo sientes, que lo echas de menos. Detectar las emociones hace que sepamos actuar en consecuencia antes. ¿Que necesitas llorar? Llora -¡Es que no se lo merece!- ¿Perdona? ¿Acaso mereces tú tragarte tus emociones por orgullo? Estupidez suprema. La gente no tiene ni idea. Las lágrimas purifican el alma. Así que llorar hasta vaciarte, limpia tu alma de ese dolor, y a partir de ahí reconstruye.
Ay pequeña, los desengaños amorosos son parte de la vida misma. También hay que aprender a asimilarlos. Piensa en la de historias que tienes por contar, la de buenos momentos que has vivido.
Mientras menos rencor, menos importancia, y más en armonía te sientes.
Suerte que tienes mucho que ofrecer, no tengas prisa.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s