Enhorabuena

Buenas noches, querida:
Quería decirte que has crecido mucho desde la última vez que vine a visitarte. Mírate, tan reluciente, con esa sonrisa que te caracteriza otra vez puesta en su sitio. Ojalá nadie, y mucho menos tú misma vuelvas a hacer que desaparezca. Ya sabes que no se trata del amor, o de los momentos pasados que nos tocaron vivir, sino que se trata de lo que tú quieras extraer de lo vivido, así que intenta que sean siempre las mejores lecciones. Esta vez has sabido hacerlo, por eso me siento tan orgullosa de ti. Sé que te asustan tantos cambios repentinos, que la incertidumbre del futuro te viene un poco grande. Pero no sufras, porque el tiempo está de tu parte. Porque en su momento has sabido hacerlo bien, y ahora tienes tiempo para pensar bien qué es exactamente lo que tú quieres, y que si te equivocas, siempre puedes dar media vuelta. Olvídate de lo que diga el resto, ya que has aprendido a guiarte por lo que quieres, lo que realmente sientes y has sabido mantenerte firme. Estás preparada para ello, lo notas cada día que te levantas. Pero no te confíes, debes seguir mejorando día a día, estoy segura de que eres capaz de seguir avanzando como persona como has hecho hasta ahora. Dile adiós a esas voces que te han empequeñecido durante tanto tiempo, has aprendido a hacerlas callar. Ahora dale paso a esta nueva y hermosa etapa en la cual sentirte a gusto contigo misma se vuelve una costumbre, los espejos te sonríen, y no hay barreras ni limitaciones, porque la que más cree en ti, eres tú misma.
Enhorabuena, Natalia.